fbpx
06/10/2022

El suicidio sigue siendo una de las principales causas de muerte en todo el mundo. Cada año pierden la vida más personas por suicidio que por VIH, paludismo o cáncer de mama, o incluso por guerras y homicidios. La Organización Mundial de la Salud (OMS), señala que prestar atención al suicidio es incluso más importante ahora, después de muchos meses inmersos en la pandemia de la COVID-19, por las siguientes razones: pérdida de empleo, apuros económicos y aislamiento social.

Por ello las orientaciones que la OMS ofrecen una vía clara para fomentar los esfuerzos de prevención del suicidio. «No podemos–ni debemos– dejar relegado el suicidio», ha señalado el Dr. Tedros Adhanom Ghebreyesus, Director General de la Organización Mundial de la Salud.

Las tasas varían entre países y regiones, y entre hombres y mujeres. Por ejemplo entre los jóvenes de 15 a 29 años, el suicidio es la cuarta causa principal de muerte, por detrás de los traumatismos debidos al tránsito, la tuberculosis y la violencia interpersonal. Se suicidan más del doble de hombres que de mujeres (12,6 por 100 000 hombres frente a 5,4 por 100 000 mujeres). Las tasas de suicidio masculino son por lo general más altas en los países de ingreso alto (16.5 por 100 000). Las tasas más altas de suicidio femenino se registran en los países de ingreso mediano bajo (7,1 por 100 000).

Las tasas de suicidio en las Regiones de África (11,2 por 100 000), Europa (10,5 por 100 000) y Asia Sudoriental (10,2 por 100 000) de la OMS fueron superiores a la media mundial (9,0 por 100 000) en 2019. La tasa de suicidio más baja se registró en la Región del Mediterráneo Oriental (6,4 por 100 000).

A escala mundial, la tasa de suicidios desciende, excepto en las Américas, donde las tasas se incrementaron en un 17%. Si bien algunos países han situado la prevención del suicidio en un lugar destacado en sus programas de salud, son demasiados los países en los que no se han implicado. Actualmente solo 38 países tienen una estrategia nacional de prevención del suicidio. Es necesario impulsar considerablemente las medidas en este sentido para cumplir la meta de los ODS de reducir en un tercio la tasa mundial de suicidios para 2030.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.